Honduras tendrá un Código de Conducta para investigaciones sobre biodiversidad

Honduras tendrá un Código de Conducta para investigaciones sobre biodiversidad

26 Jun 2020

El Ministerio de Medio Ambiente de Honduras, a través de la Secretaría de Energía, Recursos Naturales, Ambiente y Minas y la Dirección General de la Biodiversidad (DiBio), con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), avanza en la elaboración de un Código de Conducta y Guía de Buenas Prácticas para la Realización de Proyectos de Investigación, Innovación y Desarrollo, en Materia de Biodiversidad en el país.

La iniciativa, implementada por DiBio – Punto Focal del Protocolo de Nagoya en Honduras- en el marco del Proyecto Global ABS PNUD-GEF, busca promover el respeto a los derechos sobre la biodiversidad, tierras y los conocimientos tradicionales asociados de los pueblos indígenas y afro-hondureños; incrementar la transparencia y certeza jurídica en las negociaciones sobre acceso a recursos genéticos y participación de los  beneficios; y facilitar el desarrollo de proyectos de investigación, innovación y desarrollo. De esta manera, prevé contribuir a la conservación y utilización sustentable de la diversidad biológica y el conocimiento tradicional asociado de Honduras. Con este código, Honduras se ajusta al artículo 20 del Protocolo de Nagoya, el cual establece el desarrollo de códigos, guías y estándares voluntarios.

Primeros pasos dados

El trabajo de elaboración de los documentos, iniciado en abril, está planteado como un proceso participativo y colectivo, que involucra tanto a proveedores como a usuarios de recursos genéticos y conocimientos tradicionales. Entre ellos, los sectores académico, pueblos indígenas, comunidades locales y afrohondureños, industria y otros actores pertinentes que realizan proyectos de investigación, innovación y desarrollo a partir de la biodiversidad. 

“Este código de conducta y guía de buenas prácticas, ayudará a dejar asentado para el país, en materia de regulación, muchos beneficios para proveedores y usuarios de biodiversidad y conocimientos tradicionales asociados de los pueblos indígenas y afrohondureños”, destacó Alexis Irías Coello, del PNUD Honduras.

En ese contexto, el 12 de junio se realizó el primer taller virtual de socialización de los primeros borradores de los documentos con actores clave del sector. En esa sesión, los consultores del proyecto Jorge Gabriel Arévalo García, Ónix Alejandra Salgado Guifarro y Ana Carolina Arévalo, presentaron la iniciativa y contenido del Código de Conducta y Guía de Buenas Prácticas con el fin de retroalimentar la propuesta.

“El investigador es de los principales actores del acceso a recursos genéticos y participación de los beneficios. Estudia la biodiversidad del país y tiene la responsabilidad de cuidarla. Esta es una oportunidad para lograr una normativa eficaz y eficiente que, a través de procesos online y trazabilidad, ayude a lograr ese cometido”, concluyó Alejandro Lago, Manager del Proyecto Global ABS PNUD-GEF.

Scroll to Top

Send this to a friend